Avanza sobre ruedas la estrategia BiciCar

Compartir

Aunque se estima que en Bogotá se realizan unos 800.000 viajes diarios en bicicleta, en otras poblaciones del país el uso de este medio de transporte aún no cobra la importancia que merece, la desinformación y poco conocimiento de los múltiples beneficios que trae, son algunos de los motivos por los que su uso está desestimulado.

Para hacerle frente a esa situación, 400 estudiantes de municipios de Tocaima, Jerusalén, Anapoima y Apulo ya ruedan en BiciCar, un programa que se ha implementado a lo largo de este año por la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca-Car, como una estrategia pedagógica donde la bicicleta es una herramienta para que los niños, niñas y jóvenes, promuevan una movilidad limpia, mientras se ejercitan, se divierten y son amigables con el medio ambiente.

Detrás de ese propósito, la CAR cuenta con un equipo de profesionales, un mecánico especializado en bicicletas y un coordinador; a cargo de capacitar a los estudiantes durante 12 sesiones de trabajo divididas en cuatro módulos; a través de los cuales, los pequeños adquieren conocimientos relacionadas con; energías renovables disponibles al ser humano, el uso y reparación de la bicicleta y equilibrio ambiental.

“Ciclo paseos de siembra de árboles, de recolección de basuras y de visitas a sitios turísticos, son algunas de las actividades que ellos mismos promueven a través de la bicicleta”, explica Juan Carlos Ríos Venegas, uno de los instructores de la estrategia.

“La idea es que cada día, más personas se bajen de los vehículos y se movilicen en bicicletas, por eso difundimos cada vez más esta estrategia que entre otras, promueve la apropiación del territorio, la disminución en la emisión de gases y la implementación de estilos de vida más saludables y responsables ambientalmente”, dijo por su parte, Martha Carrillo, Directora de Cultura Ambiental y Servicio al Ciudadano de la CAR.

Aunque la idea es integrar cada vez más niños y niñas a BiciCar, quienes hasta ahora han hecho parte del programa, ya cuentan con la bicicleta como un elemento personal, pues es parte integral del programa, dotar a los niños de estos implementos para asegurar el posicionamiento y perdurabilidad de la estrategia.

¿Qué gano usando la bicicleta como medio de transporte?

Para el medio ambiente ayuda a reducir los niveles de contaminación ambiental y sus niveles de monóxido y dióxido de carbono, hidrocarburos y otras partículas que favorecen la contaminación del aire, promueve la disminución de la emisión de gases tóxicos para el ambiente.

Y para la economía familiar, se ahorra mucho dinero, pues se reducen gastos en impuestos, gasolina, parqueadero, peajes, mantenimiento,  pasajes de servicio de transporte público, entre muchas otras.