CAR, adelanta acciones para mitigar riesgos por temporada de lluvias en Villapinzón

Compartir

La CAR Cundinamarca, junto a la Unidad Administrativa Especial para la Gestión del Riesgo de Desastres de Cundinamarca- Uaegrd, con el apoyo de la Alcaldía de Villapinzón, aunaron esfuerzos para implementar obras que estabilicen el terreno que presenta riesgos de remoción en masa, en la vereda la Merced sobre la quebrada la Quincha, en el sector del desarenador fuente de abastecimiento del acueducto urbano, que suministra agua a más de 1.500 usuarios aproximadamente.

Pensando en la temporada de lluvias que se aproxima en el territorio; en el municipio de Villapinzón, la CAR con el fin de mitigar riesgos de deslizamientos en la zona, dió inicio a obras de bioingeniería para la estabilización de taludes y encauzamiento de las aguas lluvias las cuáles permitirán la fluidez del vital líquido y de esta manera prevenir deslizamientos y el represamiento en el cauce de la quebrada la Quincha, beneficiando los usuarios del acueducto municipal.

El funcionario, Francisco Ortiz, Arquitecto enlace de Ordenamiento Territorial y Gestión del Riesgo de la Dirección Regional de Almeidas y municipio de Guatavita, resalta “después de que la Administración Municipal informara a la Corporación la falla geológica que se presenta en este sector, se realizó la visita técnica en la cual se determinó, que para lograr la estabilidad en los taludes de la montaña era necesario poner 21 pilotes en concreto para contener parte de la misma, de igual manera para dar una mayor estabilidad a la montaña, se incorporarán filtros vivos, trinchos disipadores que son estructuras construidas para disminuir la velocidad del agua de escorrentía y de esta forma favorecer el depósito de sedimentos aguas arriba de la obra, también se harán terrazas con zanjas y se realizará la constucción de un cerramiento en alambre de puas y de esta manera poder minimizar el riesgo de deslizamiento y taponamiento, tanto del desarenador del acueducto, como de la fuente hídrica, evitando un gran riesgo para la comunidad”

Por otra parte, la Corporación recomienda a la comunidad de la vereda la Merced, aledaña al deseranador y a todos los habitantes del municipio, que eviten la deforestación del bosque nativo para uso agrícola y para pastoreo de ganado y que por el contrario se adelanten programas de reforestación y protección en estas zonas altas, lo que permitirá a futuro reforzar el trabajo que hizo la CAR en el sector previniendo riesgos y conservando el equilibrio natural de los ecosistemas.