Alerta naranja en Cundinamarca por riesgos de inundaciones y deslizamientos

Compartir

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) emitió la alerta naranja para el departamento de Cundinamarca ante el aumento en los cauces de los ríos Sumapaz, Negro y la cuenca baja del río Bogotá por la temporada invernal, que ya deja 240 familias afectadas en 16 municipios del departamento.

La Unidad Administrativa Especial para la Gestión del Riesgo de Desastres de Cundinamarca (Uaegrd) monitorea los niveles de los tres ríos y -previendo la continuidad de las lluvias- articula con los consejos municipales de gestión del riesgo, los bomberos y demás organismos de socorro, brigadas permanentes de vigilancia focalizadas en los municipios de La Mesa, Girardot, El Colegio, Apulo, Anapoima y Tocaima.

En riesgo de deslizamiento, el Ideam reporta la alerta naranja para los municipios de Caparrapí, Chaguaní, Topaipí y Yacopí, localidades que ya están siendo evaluadas por parte de la Uaegrd para mitigar el impacto en las comunidades que habitan esta región.

Desde la Uaegrd se destinaron $1.100 millones para la ejecución de un proyecto de bioingeniería  que mitiguen el riesgo por remoción en masa en siete puntos críticos  de los municipios de Vergara, Villeta, Pacho, Nocaima, Topaipí y La Palma.

En este sentido se adelantaron trabajos en lugares que presentan riesgo de deslizamientos en la veredas La Montaña de Vergara,  Ilo y Maní en Villeta, Algodonales de Pacho, Loma Larga de Nocaima, Papatas de Topaipí  y en el barrio Villa Coty del municipio de La Palma, en beneficio de 25.000 habitantes del departamento.