Cárcel municipal de Funza ejemplo departamental

Compartir

Con el proyecto «delinquir no paga» que se imparte desde la cárcel municipal de Funza, dirigido por Carlos Martinez, en donde busca fomentar y demostrar que la re socialización si es posible con el eslogan «el afecto genera su efecto».

Una realidad en Funza

Según la visita a la cárcel municipal de Funza por parte del señor Juez de ejecución de penas y medidas de seguridad a este centro penitenciario, dejó como conclusión que los programas de capacitación, trabajo y enseñanza funcionan en la mayoría de personas que se encuentran recluidos, y que ademas genera compromiso, responsabilidad y respeto en cada una de las personas que participan; logrando que puedan volver a la vida común sin riesgos que reincidan en los crímenes que han cometido.

«Al enseñarles algún oficio u labor generamos hábitos sanos en sus vidas, evitando que busquen volver a sus acciones pasadas» dijo Carlos Martinez.

Dentro de las actividades que se dictan podemos encontrar: talleres de panadería, carpintería, tapicería, lecto escritura, cursos en sistemas, teatro, pintura, artesanías, tallaje en madera, tallaje en guadua, diseño y confección; que se realizaron con el apoyo del SENA, empresas privadas, comunidades religiosas, colegios, la universidad San José, Secretaria de Desarrollo Social y la misma Alcaldía municipal, se ha demostró que si es posible la re socialización, logrando en muchos casos la reducción de la pena.