Entidades presentaron los avances de gestión en la recuperación del Río Bogotá

Compartir

El Alcalde Pablo Malo García presidió el diálogo de confianza en la gestión sobre el Río Bogotá, un espacio de encuentro de alcaldes municipales con sus respectivas comunidades representadas en las JAC, las veedurías ciudadanas y comunidad en general.

 El objetivo de esta jornada fue el de contribuir a la construcción de confianza sobre las diferentes acciones que se vienen adelantando desde las entidades territoriales y en coordinación con los entes departamentales y regionales en favor a la superación de la problemática del Rio Bogotá y su cuenca a través de los principios constitucionales de la democracia participativa y transparencia y cuyos principales actores contemplan la Empresa Aguas de Facatativá, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) y la Gobernación De Cundinamarca.

 Ricardo Montaño, Secretario de Desarrollo Agropecuario y Medio Ambiente de Facatativá, presentó el informe de gestión a cargo del equipo técnico de esta cartera que ha incluido, entre otras labores, la puesta en marcha de proyectos de reforestación, la optimización de los servicios de recolección de residuos, la mejora en las labores de limpieza y mantenimiento llevadas a cabo por la Empresa Aguas de Facatativá y el compromiso por la dignificación del oficio del recuperador.

 Por su parte, el Alcalde Pablo Malo García expuso cómo desde su gestión se han trazado desde el Plan de Desarrollo la proyección de una política de protección de medio ambiente, que contempla la puesta en marcha de un programa de incentivos para la protección de zonas prioritarias identificadas en los distintos nacederos de agua en las zonas altas de nuestro municipio, como los bosques de niebla; así como las obras que se tienen contempladas para mitigar el impacto ambiental del municipio como el caso de las PTAR.

 Uno de los puntos de reflexión de la jornada fue el ejercicio de concientización al que invitó el Ingeniero Gerardo Romero de la CAR en su intervención, puesto que el Río Bogotá es un afluente principal para la región centro del departamento que desemboca en el Río Magdalena, y a medida que recorre su cauce se va contaminando de industrias, residuos comunes y las aguas contaminadas de otros ríos y quebradas menores. “Debemos ser conscientes del impacto y la huella que cada de uno estamos generando, pues esto tiene un efecto, y del mismo modo la contaminación afecta nuestra salud y el aprovechamiento de nuestros ríos”, explicó Romero.

 A este encuentro asistieron además Pablo Díaz y Orlando Contreras, voceros de la veeduría ciudadana de la cuenca media del Río Bogotá, estudiantes y comunidad en general, quienes compartieron sus idead y posturas acerca de los que se ha hecho y se puede hacer por esta tarea que incluye a la ciudadanía, los gobiernos locales y los sectores empresarial e industrial.