Colombia quiere acabar cultivos ilícitos de manera distinta, tras el fin del conflicto

Compartir

El Vicepresidente de la República, General Óscar Naranjo, dijo que “El Gobierno colombiano reconoce la prioridad en relación con la necesidad de avanzar para sustituir y erradicar cultivos ilícitos en Colombia, el Gobierno entiende que tenemos una alianza con Estados Unidos que hemos trabajado por años con ellos y la respuesta del Gobierno es una respuesta basada en resultados (…) Colombia no se va a enfrascar en cifras. Sabemos que tenemos un problema serio al frente y lo importante es dar una respuesta contundente para disminuir los cultivos de uso ilícito”.

Su afirmación se dio tras la pregunta de si el país acogerá lo dicho por el Secretario de Estado de los Estados Unidos de reanudar las fumigaciones con glifosato, ante lo que añadió que “Tenemos un Acuerdo que puso fin al conflicto con las FARC y el desarme avanza. En Colombia tenemos por primera vez la oportunidad de llegar a erradicar y asegurarnos de que no haya resiembra, acompañar las familias cocaleras. Eso fue imposible en el pasado, ahora estamos llegando a los núcleos cocaleros en Tumaco, Catatumbo, Cauca, Guaviare y Meta. Ahí estamos entrando con toda contundencia”.

El General Naranjo aseguró así mismo que la aspersión fueron una herramienta contra los cultivos ilícitos durante 18 años y puso como ejemplo que en ese lapso se intervinieron 2 millones de hectáreas, entre fumigación y erradicación, y sin embargo, la reducción de las áreas cultivadas no fue suficiente porque “había resiembra y hoy eso debe cambiar. Por eso Colombia privilegia la sustitución voluntaria y la erradicación forzosa”.

3 Según el Vicepresidente, Colombia comparte la misma preocupación con Estados Unidos  y por eso se están intensificando las acciones para que la erradicación sea eficaz y exitosa. Precisamente, junto con 23 entidades del Gobierno Nacional, agencias de cooperación norteamericanas y la Embajada de Estados Unidos, se realiza un taller para revisar acciones que le permitan al país conseguir mejores resultados en la lucha contra las drogas.

En este sentido, aseguró que el país avanza en la línea correcta, al destacar que las cifras de erradicación y de sustitución de cultivos de uso ilícito, apuntan a que a final de este año Colombia cumplirá la meta que se trazó para el 2017, “esas 50.000 hectáreas de erradicación están aseguradas pero además queremos tener la certeza de que no haya resiembra, acompañando estas acciones con control territorial”.

4El General Naranjo dijo que apenas a días de concluir el primer semestre del año, la cifra de erradicación ya está por encima de las 19.000 hectáreas y que en materia de sustitución, alrededor de 78.000 familias han suscrito acuerdos de sustitución voluntaria en seis territorios donde esta tarea ya comenzó.