Alcaldía de Chía le pone el ojo a expendios de pescado en el municipio

Compartir

Con el inicio de la temporada de la Cuaresma y la proximidad de la Semana Santa, la administración del alcalde Leonardo Donoso, a través de la secretaría de Salud, inició los operativos de vigilancia y control en todas las comercializadoras de pescado y mariscos del municipio de Chía.

Carlos Parra, director de la Dirección de Vigilancia y Control de la secretaría de Salud advierte que “lo más importante es elegir cuidadosamente el lugar de la compra, debe ser de su entera confianza y preferiblemente especializado en ese tipo de comida, eso garantizará que haya procesos cuidadosos y que se guarden las cadenas de frío necesarias”.

Se espera que el personal de la autoridad sanitaria visite las casi 9 grandes superficies del municipio, los restaurantes de La Variante, los centros especializados de pescado, supermercados y tiendas ubicadas en todos los sectores de las veredas de Chía.

Los operativos también supervisarán el estado de los enlatados tradicionales, especialmente los de atún y sardinas, verificando las condiciones de los empaques, la autenticidad de las etiquetas, y corroborando que no presenten daños o abolladuras o indicios de una mala manipulación o descuido en su tratamiento.

“Hemos recomendado que la comunidad no compre grandes cantidades para conservar, lo mejor es adquirir el pescado fresco y no dejarlo más de dos días en la nevera, es muy importante que el alimento no haya sido descongelado y congelado nuevamente, en ese caso se presentará un olor ácido y un color atenuado, bajo esas condiciones absténgase de consumirlo”, agregó Carlos Parra.

¿Qué se debe tener en cuenta en el momento de la compra de pescados de río o de mar?

· Los ojos deben ser esféricos, transparentes y brillantes.

· La piel debe ser firme pero no tiesa, debe ser elástica, húmeda, brillante, y limpia; debe tener punto de retorno, es decir, que cuando se hunda el dedo en la carne, esta vuelva al estado inicial.

· Las escamas deben ser abundantes y de aspecto brillante, deben estar pegadas en la piel y no sueltas.

· El pescado no puede tener ningún tipo de olor especial, el aroma debe ser limpio y suave. Si hay algún olor intenso a pescado absténgase de consumirlo.

· Las agallas deben tener un color rojo vivo, algunas especies las tienen rosa, pero jamás deben presentar manchas o colores diferentes.

· Cuando el pescado se está descomponiendo empieza a tomar una tonalidad amarillenta.

· La espina dorsal o vértebra no tiene coloración, si nota que se encuentra algo roja absténgase de consumirlo.

· Nunca compre alimentos que estén al aire libre, tenga en cuenta que la congelación es el secreto de las buenas carnes, lo recomendado es máximo 15 grados centígrados.

Recomendaciones para el consumo de otro tipo de productos de mar

· Los mariscos no deben desprender ningún tipo de jugo o sustancia.

· La carne debe ser firme y nacarada, los tentáculos resistentes al arranque.

· Si compra pulpo asegúrese de que la carne sea firme y que los tentáculos se mantengan pegados al cuerpo.

· En el caso de los crustáceos, la concha o caparazón debe ser visiblemente más rojo, anaranjado o rosa, mejor que no tenga manchas negras.

Teniendo en cuenta los cuidados y recomendaciones que se advierten, la administración municipal invita a la ciudadanía a denunciar ante la secretaría de Salud cualquier irregularidad que note en la comercialización del pescado fresco, seco, enlatado o en los mariscos.