Bosques y árboles esenciales para un futuro sostenible en Cundinamarca

Compartir

Con ocasión de la conmemoración del Día Nacional del Árbol, la Secretaría departamental del Ambiente recuerda que la entidad adelanta acciones en todo la jurisdicción para, entre otros aspectos, proporcionar a las comunidades rurales y urbanas  entornos ambientalmente sostenibles y generar conciencia para la protección, conservación y restauración de los bosques haciendo buen uso de los recursos naturales, además de  la promoción de siembra de árboles unida a la planificación y al bienestar de los ecosistemas.

“Hoy con la pandemia de la COVID-19 que afrontamos en el mundo, el camino más seguro es resguardar y cuidar el medio ambiente para tener una vida saludable y salvaguardar los bosques es la mejor manera de proteger nuestro futuro, ya que juegan un papel fundamental en la seguridad alimentaria, proporcionando a las personas medios de subsistencia y aportando servicios ambientales vitales como aire puro y agua”, señaló la Secretaría del Ambiente de Cundinamarca, Nidia Clemencia Riaño Rincón,

En este día la cartera cundinamarquesa del ambiente le recuerda al país que las defensas de las superficies arbóreas minimizan los riesgos de inundación, siendo uno de los principales sumideros de carbono al absorber el dióxido de carbono (CO2) y fijarlo en forma de biomasa para la protección de la capa de ozono, siendo los árboles los que ofrecen la posibilidad de mantener una agricultura sostenible y lograr un crecimiento económico y duradero ante las exigencias de un mundo en expansión.

Vale la pena recordar que los bosques son esenciales para la vida porque:

• Recogen y almacenan el agua y ayudan a evitar las inundaciones

• Preservan los suelos y controlan la erosión y evitan derrumbes y deslizamientos

• Ayudan a regular el clima reduciendo los efectos del cambio climático

• Son fuente de muchos recursos como madera, medicinas, alimentos, fibras, entre otros.

• Son territorio de vida para los seres humanos que los habitan

• Son el hábitat de especies de flora y fauna

• Son barreras naturales contra los vientos

• Y Cundinamarca es beneficiada por tener frailejones, que son los árboles del páramo.

“De lo que se trata es que, cuidar los árboles y los bosques, será una inversión de vida para el presente y el futuro de los más de 2´800.000 habitantes de los 116 municipios de Cundinamarca”, concluyó Riaño Rincón.

Es importante resaltar que el Día Nacional del Árbol comenzó a celebrarse el 12 de octubre, pero un decreto del año 1941 decidió conmemorarlo el 29 de abril.

Fuente: Prensa Gobernación de Cundinamarca