Conozca las casas de justicia para su beneficio

    Compartir

    En Colombia existen 108  Casas de Justicia y 36  Centros de Convivencia Ciudadana. En lo que va corrido de 2016, 304.371 personas han sido atendidas en estas Casas: el 63% de ellas son mujeres y el 68% pertenecen a los estratos 1 y 2.

    Durante la instalación del Encuentro Nacional de Casas de Justicia y Convivencia Ciudadana, el Viceministro de Promoción de la Justicia, Arleys Cuesta Simanca, destacó el trabajo que desarrollan estos centros multiagenciales de servicios de justicia, los cuales contribuyen a eliminar las barreras de acceso a la justicia, tener una oferta integrada de servicios en lo local y prevenir los conflictos.

    Para el Viceministro, estas Casas tienen como propósito fundamental ofrecer a los ciudadanos una oferta de justicia concentrada. “Así la persona llega, encuentra una ruta orientación y evita verse sometida al ‘Paseo de la Justicia’, pues halla una respuesta oportuna y efectiva”, puntualizó.

    «Ustedes son la garantía de que en el país se pueda darse una paz estable y duradera. E instituciones como las que representan hacen posible la coordinación y prestación de servicios de justicia en sus territorios”, les dijo el alto funcionario a los asistentes al Encuentro, y recordó que son ellos y las Casas de Justicia y Convivencia Ciudadana los que dan cuenta de la realidad de la justicia en el país, pues “conocen y sienten las mayores necesidades en este apartado”.

    Cuesta Simanca llamó la atención acerca del trabajo que desarrollan los funcionarios de estos centros en cuanto a prevención de violencias y solución de conflictos mediante el diálogo.  “Los espacios que ustedes abren para la resolución de conflictos, reconociendo que las personas son libres y dotadas de voluntad, conciencia y razón, tienen como propósito comprender que los problemas pueden resolverse hablando”, señaló.

    Por último, el Viceministro de Promoción de la Justicia manifestó que las instituciones del sector  tienen un reto mayúsculo, ya que existe desconfianza de la ciudadanía hacia ellas, se ha incrementado la percepción de corrupción y se reportan preocupantes índices de ineficiencia.

     “Tenemos una gran tarea por hacer. Quienes trabajamos en el sector justicia buscamos alcanzar la satisfacción del deber cumplido y que nuestros compatriotas cuenten con un servicio que garantice la efectividad del Estado social de derecho”, concluyó.