Cundinamarca vacunó contra la rubéola y el sarampión

Compartir

Desde el pasado doce de abril la Gobernación de Cundinamarca junto con il las secretarías de Salud municipales, alcaldías, personal vacunador, comenzaron el proceso de vacunación complementaria de niños y niñas entre 1 y 10 años.

“Nuestra meta es que ningún niño se quede sin vacunar. Aunque no hay casos confirmados que se hayan reportado en el país, para Colombia es imperativo tomar todas las precauciones y la más efectiva es la vacunación. Y esto incluye a niños y niñas de familias migrantes que se encuentren en nuestro territorio”, explicó la subdirectora de Gestión y Promoción de Acciones en Salud Pública de la Secretaría de Salud de Cundinamarca, Paola Linares.

Recomendaciones dadas por la Gobernación de Cundinamarca:

  • Todos los niños y niñas entre 1 y 10 años de edad, deberán ser vacunados.
  • Esta es una campaña nacional dirigida a padres de familia y cuidadores, y erradicar de raíz estas dos enfermedades.
  • Padres de familia o acudientes deberán acompañar a los niños y niñas a los puntos de vacunación y mantener las medidas de bioseguridad como el uso de tapabocas, lavado o desinfección de manos y el distanciamiento físico para prevenir contagio por COVID-19.
  • Es importante que el día de la vacunación lleven el carné de los niños a ser vacunados.
  • La vacuna contra el sarampión y rubéola se aplica en una sola dosis y es totalmente gratuita.
  • El sarampión es una enfermedad muy contagiosa, causada por un virus, y se transmite al inhalar pequeñas gotas de secreciones respiratorias, expulsadas por una persona contagiada, al hablar, toser o estornudar.
  • La rubéola es una enfermedad contagiosa, transmitida por un virus y puede causar fiebre leve, ronchitas en la piel, inflamación de ganglios, dolor de cabeza, malestar general e irritación de ojos.
  • En 2014, Colombia recibió la Certificación de país libre de la circulación endémica del sarampión y la rubéola por parte de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS), y el reto es mantenerla.
  • Los medios de comunicación locales, regionales y nacionales pueden unirse convocando a las comunidades a asistir a los puestos de salud y hospitales.