Después de 25 años, vuelven a nacer niños en el Hospital de La Vega

Compartir

Con una cesárea y 10 intervenciones de ligadura de trompas (Pomeroy) a igual número de mujeres, entró en funcionamiento la recién renovada sala de cirugía de la ESE Hospital de La Vega.

7

«Es un día muy importante porque tenemos nuestra primera jornada quirúrgica ambulatoria programada, con atención a pacientes de las EPS Convida y Medimás. Hoy realizamos 10 Pomeroy y una cesárea, procedimientos de alto impacto para el municipio y el departamento porque hace más de 20 años no nacían niños en este hospital», explicó Waldetrudes Aguirre, gerente del Hospital de La Vega.

La funcionaria acotó también que, aunque el hospital fue inaugurado en la administración anterior, el Gobernador Nicolás García ha reiterado todo el respaldo a los procesos que garanticen la continuidad en la prestación de los servicios.

En esta institución de baja complejidad, que cuenta con servicios de urgencias 24 horas (laboratorio, radiología, farmacia y ambulancia), medicina general, odontología, optometría, nutrición, enfermería y programas de protección y detención (PyD); y las especialidades de medicina interna, pediatría y ginecología, por el momento sólo se realizarán procedimientos de esta última, cirugía general, dermatología, urología, otorrinolaringología y ortopedia, siempre y cuando no requieran hospitalización.

José Arnoldo Muñoz, padre de Gabriela Muñoz Cárdenas, la primera bebé nacida en el hospital este sábado a las 8:54 a.m., manifestó su agradecimiento con el centro hospitalario y el departamento. «Estaba un poco asustado ya que eran dos operaciones en una, pero gracias a Dios todo salió muy bien. Esta es nuestra tercera hija y ya no queremos tener más porque todos los embarazos fueron de alto riesgo», dijo.

4

Por su parte, Mónica Julieth Borda, de 26 años de edad, madre de tres niños de 6, 3 y dos años), y una de las primeras beneficiarias de la ligadura de trompas, resaltó la importancia de tener estas dos salas de cirugía en funcionamiento. «Antes nos tocaba desplazarnos a Facatativá, o incluso a Bogotá, para tener acceso a cualquier cirugía, ahora ya nos atienden acá», comentó.

Y Mariela del Carmen Serrada, de 40 años y madre de tres niños (12, 8 y 4 años), otra de las 10 mujeres priorizadas, también agradeció la oportunidad. «Me sentía nerviosa pero a la vez emocionada porque ya no tendrá el riesgo de quedar de nuevo embarazada. En mis partos anteriores tuve preeclampsia y Síndrome de Hellp y si tenía otro hijo mi vida corría peligro», expresó.

Fuente: Prensa Gobernación de Cundinamarca