En Cundinamarca se incentiva a la población indígena residente en los municipios del departamento

Compartir

Población indígena wounaan procedente del departamento del Chocó, ha elegido el municipio de Madrid, como su nuevo lugar de asentamiento para restablecer su proyecto de vida, luego de huir de la violencia que los convirtió en víctima del conflicto armado en el país.

A través de la Secretaría de Gobierno del departamento, en compañía de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), se creó un convenio de cooperación internacional para la implementación de una estrategia de prevención de violencias en el departamento.

En desarrollo de dicha alianza, desde el mes de agosto los miembros de esta comunidad han participado en el desarrollo de jornadas de sensibilización en convivencia y reconstrucción del tejido social y a su vez, han recibido capacitación en temas como bisutería y artesanías, retomando así procesos que adelantaban en su territorio.

Esta experiencia plantea la importancia de brindar condiciones para que este tipo de comunidades que se encuentra lejos de su comunidad, y además, son sujetos de especial protección, sean fortalecidos y se asegure la transmisión de su legado cultural a las siguientes generaciones.