Fiscalía impide la libertad de jefe de banda Los Canarios

Compartir

Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, un juez de control de garantías negó la libertad por vencimiento de términos a Ómar Oswaldo Ríos Forero, considerado uno de los cabecillas de la organización delictiva Los Canarios, a la cual se le atribuye la muerte del agente de la DEA James Terry Watson.

Como es de recordar, Watson fue secuestrado y asesinado el 20 de junio de 2013 en Bogotá. Los directos participes del crimen, Edwin Gerardo Figueroa Sepúlveda y Wilson Daniel Peralta Bocachica, fueron sentenciados a 30 años de prisión y a 3 años y 3 meses, respectivamente, por el Distrito Este de Virginia (Estados Unidos).

“Son delitos de alto impacto social, y  en este caso, Ríos Forero fue imputado por los delitos de secuestro extorsivo, concierto para delinquir y hurto calificado y agravado, por tratarse de delitos motorizados como es el denominado Paseo Millonario”, sostuvo el fiscal del caso al argumentar su petición.

Agregó que “se trata de una persona peligrosa para la comunidad y para las víctimas acreditadas en el proceso penal, quienes no han asistido a las audiencias por temor a las amenazas, al parecer provenientes de los integrantes de la organización criminal”.

Hasta la fecha, son 12 personas privadas de la libertad porque no existen elementos probatorios que permitan desvirtuar de manera razonable la participación en los hechos que ocasionaron la muerte al agente secreto norteamericano y en los atracos a los usuarios de este servicio público.

“La obstrucción a la justicia sigue vigente y una posibilidad de movilidad puede llevar algún tipo de injerencia en los testigos de la Fiscalía en procura de mantener su teoría del caso dentro de las normas legales y procesales que correspondan”, concluyó el fiscal.

Por su parte, la juez al realizar el resumen de los tiempos procesales concluyó que las dilaciones y demoras son por cuenta de los defensores de la banda de presuntos delincuentes, quienes han pedido constantes aplazamientos, no por fallas del aparato de justicia.

“Son fundamentados en tratados internacionales, de orden constitucional, leyes y de orden jurisprudencial los que impiden la libertad por la complejidad del caso”, indicó la juez al sustentar su posición.

Finalmente, Ríos Forero mostró su arrepentimiento y pidió que sea restablecida su libertad, o que sea sustituida por un mecanismo electrónico.