Los Gestores de Convivencia le ponen el corazón para ayudar a cualquier habitante del municipio

La flor de la sabana es ejemplo de humanidad, esta vez fueron sus gestores de convivencia los que se dieron a la tarea de brindarles a los más vulnerables el acompañamiento y la atención que necesitan, pero que muchos no les dan.

Los distintos controles a la entrada y salida del territorio, la vigilancia de los puntos más vulnerables, los planes de acción en las zonas cercanas a establecimientos de comercio y las caravanas de seguridad que rondan los barrios, efectúan respuestas rápidas contra de la inseguridad; sin embargo no es lo único por lo que velan estas convoy que patrullan por las noches.

Es fundamental resaltar que los gestores de convivencia recorren las calles de Madrid para brindar a personas vulnerables un momento de acompañamiento, diálogo y atención; compartiendo con ellos algún alimento y una bebida caliente en las frías heladas comunes de la sabana.

El acompañamiento de psicólogos profesionales de la Administración Municipal y el Programa de Habitante de Calle, son fundamentales para abordar de forma correcta y humana a los habitantes de las calles madrileñas; resocializando a quienes desean continuar con esta estrategias en el que se les ofrece una mejor calidad de vida.

otvtelevision.com

Artículo anteriorFunza garantiza los derechos de las mujeres
Artículo siguiente¡Más vale prevenir que lamentar¡ Capacitación para el Simulacro Nacional