Los niños que cultivan el amor por la naturaleza en Ubaté

Compartir

Con sus pequeñas y suaves manos, los niños y niñas del Colegio Gimnasio Montessori han empezado a cultivar desde sus primeros años, el amor y cuidado por la tierra, las plantas, los animales, el agua y el aire. Es por este motivo que desde el 2012, los infantes se han dedicado a mezclar sus primeros trazos y tareas con una nueva cultura ambiental.

Bajo el liderazgo de docentes y directivos de la institución educativa ubicada en la Villa de San Diego de Ubaté, los niños y niñas aprenden sobre la importancia de cuidar y conservar el agua, cómo plantar y proteger los árboles y los animales; este aprendizaje se refuerza cada año con las diferentes actividades que se desarrollan en la semana cultural y ambiental.

Días antes, reunidos al interior de los hogares de los niños del Colegio Gimnasio Montessori se concentran para definir cuáles serán las ideas que plasmarán en los atuendos que sus hijos lucirán en el gran desfile de trajes elaborados con material reciclado como papel, plástico, cartón, metales y otros elementos que pueden ser reutilizados.

Con las ideas claras, arranca la recolección de los materiales, algunos recurren a buscar cajas, bolsas de cemento, lonas; mientras otros optan por recolectar tapas de botellas o frascos plásticos de fácil manejo; al mismo tiempo hay quienes sacan revistas, periódicos, bolsas o empaques de aluminio de productos comestibles.

Armados con pegante, hilos, agujas y cargados de mucha creatividad, las familias de 25 niños del plantel educativo, empiezan a ensamblar a cada pieza, en una labor que conlleva varias horas de dedicación y esfuerzo y que termina con el diseño final del traje.

u924xGic1FAún la fría mañana, que envuelve a la capital de la provincia del Valle de Ubaté, no fue excusa para que el desfile iniciara, en pasarela se encontró a; la Princesa de la Tierra, Capitán Oxigeno, la Reina de la Naturaleza, el Águila y demás personajes que demostraron, además de creatividad, un mensaje de protección a los recursos naturales.

“Cada año incentivamos en los niños y niñas el amor por la naturaleza y cada árbol, animal, el agua que nos entrega cosas maravillosas y sin las cuales no podemos vivir. Hemos decidido fomentar con pequeñas acciones el cuidado por el medio ambiente”, dijo Liliana Díazgranados directora del Colegio Gimnasio Montessori.

Los niños también recibieron talleres de ahorro y uso eficiente de agua y energía, participaron en los juegos y actividades lideradas por la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca – CAR, con el ánimo de afianzar la cultura ambiental, donde también aprendieron a sembrar semillas de árboles nativos y ornamentales y el cuidad que merecen.

Al finalizar la semana cultural y ambiental, los pequeños llevando un mensaje ambiental recorrieron las calles de la ciudad, recordando que protección ambiental, es responsabilidad d todos.