Pronunciamiento a la Opinión Pública Nacional e Internacional sobre el NUEVO ACUERDO DE PAZ EN COLOMBIA

    Compartir

     

    Como Autoridad Nacional De Gobierno presente a lo largo y ancho del territorio nacional, la Organización Nacional Indígena de Colombia – ONIC y nuestras 47 organizaciones filiales regionales, saludamos la concreción y firma del Nuevo Acuerdo de Paz Final y DEFINITIVO para la terminación del conflicto y la construcción de una Paz estable y duradera firmado entre el Gobierno Nacional Colombiano y el grupo insurgente de las FARC –EP el pasado 12 de noviembre en la Habana Cuba.

    Labor que reconocemos como un importante y real esfuerzo de inquebrantable voluntad de Paz de las partes por sacar esta Mesa de Conversaciones de la Habana adelante y qué en el actual momento debe ser refrendado por la sociedad colombiana. Celebramos que la mesa de conversaciones a pesar de la polarización interna del país tuvo la capacidad política de incorporar las propuestas de los sectores que votaron por él No el 2 de octubre y mantener la sustancia y lo estructural del acuerdo suscrito el pasado 26 de septiembre del presente año en Cartagena.

    De igual manera agradecemos al proceso de dialogo de la Habana, por haber reconocido los derechos ancestrales y colectivos de los Pueblos Étnicos y dejar el espíritu y contenido sin ninguna modificación del Capítulo Étnico para la Paz y la Defensa de los Derechos Territoriales; este, como un hecho incluyente a los pueblos indígenas y afrodescendientes y a nuestra histórica lucha por la paz estable y duradera que hemos tejido en todos los territorios de Colombia; en este sentido solicitamos a las partes la instalación lo más pronto posible de la comisión de alto nivel acordada en el capítulo étnico para iniciar toda la preparación y coordinación para el proceso de implementación de los acuerdos en nuestras comunidades.

    Así mismo exigimos a las partes aunar esfuerzos y acelerar la urgente refrendación para iniciar lo más pronto posible la implementación de los nuevos y definitivos acuerdos de Paz; la situación de zozobra e incertidumbre social que viven nuestras comunidades frente al rumbo de estos diálogos y  el aprovechamiento de la situación por parte de los enemigos de la paz, las bandas criminales y la creciente presencia de grupos paramilitares en las zonas históricas de la guerrilla de las FARC – EP son una amenaza latente, que le corresponde atender con pronta eficiencia y todas  las garantías de derechos humanos al Gobierno Nacional en cabeza del Presidente Juan Manuel Santos.

    Hacemos un llamado al país y a la toda la comunidad internacional que nos ha acompañado durante este proceso, a rodear y respaldar el nuevo acuerdo de paz; esta responsabilidad histórica con las presentes y futuras generaciones es ineludible, la escribimos y contamos entre todos y todas desde cada una de nuestras realidades; por ello también extendemos este llamado a toda nuestra base social y política a lo largo y ancho del territorio nacional: a los Mayores y Mayoras, a todas las Autoridades Espirituales y Políticas, a las Mujeres, a los Jóvenes, Niños y Niñas, no solo a rodear y respaldar el nuevo acuerdo final y definitivo; sino a sentarnos frente al fogón a conversar, leer, analizar, debatir y encontrar las formas propias, propósitos comunes y rutas conjuntas entre nosotros y con otros para la pronta implementación de los acuerdos de la Habana y la construcción de paz y armonía, estable, duradera, con justicia con nuestra Madre Tierra y garantías de no repetición en nuestros territorios.

    Convencidos que la Minga Indígena Social y Popular de la Movilización es el camino para tejer la palabra y accionar de los Pueblos por la defensa de los derechos humanos y la vida, convocamos a toda la sociedad  colombiana, los sectores populares, los partidos políticos, los medios de comunicación, la academia, a los votantes del no y los votantes del sí y al pueblo en general, a poner toda la disposición, fuerza y energía en soñarnos y construir un modelo de país posible para todos, a continuar saliendo a las plazas públicas, calles y carreteras a la Minga por la defensa de la vida, la paz y armonía en nuestros territorios.

    Así mismo, hacemos un llamado al Gobierno Nacional y a la insurgencia del Ejército de Liberación Nacional -ELN y los convocamos a sentarse a la mesa de diálogo e instalar la fase pública de conversaciones en la ciudad de Quito – Ecuador, sin más dilaciones y con todas las garantías de participación por parte de la sociedad en general para consolidar lo más pronto posible la tan anhelada Paz Completa que nos soñamos todos.

    Finalmente, la Organización Nacional Indígena de Colombia – ONIC en cumplimiento al mandato del IX Congreso Nacional de los Pueblos Indígenas realizado el pasado mes de octubre en la ciudad de Bogotá, reafirmamos la apuesta por la construcción de la Paz como se ha hecho a través de la historia y en ejercicio de la autodeterminación, adoptamos el Acuerdo Final y Definitivo en nuestros territorios y los declaramosTERRITORIOS DE PAZ, reafirmamos la Minga Indígena y Popular como el camino que puede detener la guerra, volver a llenar de esperanza al país y construir una sociedad incluyente, justa y solidaria; revitalizamos el Consejo Nacional Indígena de Paz-CONIP como instancia propia de los Pueblos Indígenas para el proceso de incidencia en la paz, frente a la necesidad de posicionar y fortalecer  la agenda de paz de los Pueblos indígenas, que comprende el buen vivir, la armonía y equilibrio en las comunidades y con la  Madre Tierra; así como el fortalecimiento de la Guardia Indígena como instancia propia y ancestral para la protección, control social y  territorial, reconociéndola como “Semilla de Resistencia” para la construcción de la Paz.
    ¡Cuenten Con Nosotros Para La Paz, Nunca Para La Guerra!

    AUTORIDAD NACIONAL DE GOBIERNO INDÍGENA

    ORGANIZACIÓN NACIONAL INDÍGENA DE COLOMBIA – ONIC

    @ONIC_Colombia