Se activa alerta en municipios de Cundinamarca y Boyacá por incendios forestales

Compartir

Durante la actual temporada seca que enfrenta el país, y ante los fuertes vientos que se registran, diferentes sectores de los municipios de Cundinamarca y Boyacá se han visto afectados por la presencia de incendios forestales en 62 municipios. Según lo estimado por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), se prevé que estos comportamientos irán hasta mediados de septiembre.

YGupjCeoIm

Los municipios que registran la mayor afectación son Soacha, Caparrapí, Nocaima, Útica, Bojacá y la zona montañosa del área rural de Bogotá así como la reserva forestal protectora Bosque Oriental.  Ricaurte, Tocaima y Girardot, son las poblaciones con mayor índice de riesgos por incendio.

De acuerdo con el reporte entregado por la Delegación Departamental de Bomberos de Cundinamarca, en el territorio se han presentado 92 incendios de esta naturaleza en 29 municipios, con afectaciones en 472 hectáreas. Solo el miércoles 21 de agosto, se presentaron nueve incendios en Caparrapí, Pandi (3), Pacho, Anapoima, Ricaurte, San Francisco y Nilo, de los cuales fueron controlados los ocho primeros. Pero siguen activos el de Nilo y otros cuatro más en Nariño, Guataquí, Pasca y Tibacuy.

8 (3)

La Corporación Autónoma Regional (CAR) hizo un llamado a las administraciones municipales para que tengan activos sus planes de contingencia, especialmente aquellos pertenecientes a la cuenca del río Negro, cuenca baja del río Bogotá, cuenca baja del río Sumapaz y la cuenca del Rioseco, pues van a tener una disminución en las precipitaciones mayor a la que actualmente se evidencia, lo que incrementa el riesgo de que se presenten incendios debido a la vulnerabilidad de la vegetación, Indicó Rafael Robles Asesor en Gestión del Riesgo de la CAR.

9 (3)

La autoridad ambiental también hizo un llamado a la comunidad con una serie de recomendaciones a tener en cuenta durante esta temporada seca:

  • Cuidar las fuentes hídricas, no desperdiciar el agua ni contaminarla.
  • Cuidar los bosques e informar oportunamente sobre cualquier señal de incendio forestal o malas prácticas que puedan desencadenar emergencias.
  • Asegurar que los animales de pastoreo puedan hidratarse y protegerse del sol.
  • Evitar arrojar colillas de cigarrillo encendidas, realizar quemas de basura u hojas secas, realizar fogatas y si lo hace, asegúrese de dejarlas apagadas completamente.
  • Usar protector solar.

En caso de evidenciar conatos de incendio, reportarlos a los consejos municipales de emergencia o a las entidades afines como: Cuerpo de Bomberos, Policía Nacional, CAR, Defensa Civil Colombiana, Ejército Nacional, entre otros.

Fuente: Prensa CAR