Tribunal de Cundinamarca decidirá sobre el caso de Nicolás García

Compartir

El pasado 13 de abril, se declaró desacato para el Gobernador de Cundinamarca, Nicolás García y para el alcalde de Anolaima, Luis Hernando Martínez, por incumplimiento de lo estipulado para la optimización del Acueducto.

El Juzgado Décimo Administrativo del Circuito Judicial de Bogotá, declaro que el Gobernador de Cundinamarca, Nicolás García Bustos, desacato las órdenes establecidas en  los numerales 2º y 5º de la sentencia de tutela 2020 – 00067, los numerales establecen que en un plazo de tres meses  “Estudios y diseños para la optimización Acueducto Regional de Veredas San Jerónimo, Limonal, Milán y Montelargo (incluye PTAP) del municipio de Anolaima”.

Lo anterior, se reitera de acuerdo a la Resolución No. 0661 de 2019 del Ministerio de Vivienda, lo cual estipula que para el cumplimiento de la obra no solo se requiere de requisitos  técnicos, prediales, ambientales e institucionales, aspecto que depende no solo del Departamento, sino de entidades como la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), la Asociación de Usuarios del Acueducto de las Veredas la Esmeralda Montelargo, San Jerónimo, Milán y Limonal de Anolaima – Acuamili y el Municipio de Anolaima.

Por tal motivo, la entidad ordena arresto de cinco días y el pago de cinco salarios mínimos mensuales legales vigentes a los dos funcionarios por desacato de orden administrativa en primera instancia proferida por el Tribunal Administrativo.

El gerente Administrativo de Empresas Públicas de Cundinamarca (EPC) Juan Eduardo Quintero, informo que el pasado 31 de mayo, entrego los debidos permisos a las cuatro entidades, además, el funcionario explicó que el pasado  2 de junio de 2021 el municipio remitió las certificaciones referentes a la inclusión del proyecto con el fin de dar cumplimento al Plan de Desarrollo.

Ante esto, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, debe pronunciarse para dar el debido seguimiento al caso.

Fuente:  Prensa Gobernación de Cundinamarca