Una segunda oportunidad para los residuos en Chía

Compartir

En la vereda Bojacá, sector La Floresta, existe un lugar mágico y amigable con el ambiente, cada uno de los espacios que conforman el colegio Psicopedagógico Campestre del municipio de Chía está dotado de elementos que han retomado una segunda vida.

Al entrar al centro educativo, se aprecia un inmenso tapete de tapas plásticas que conforman la mayor parte del piso, las canecas de los baños, salones y oficinas están elaboradas de botellas plásticas, los espejos están hechos de cd´s, los muebles y las mesas son llantas que están adornadas con telas de diversos colores que le dan un ambiente diferente al colegio, es una verdadera demostración de que sí se puede proteger la naturaleza al reutilizar.

una_segunda_oportunidad_para_los_residuos_solidosOtras de las curiosidades que se pueden apreciar son las materas elaboradas en cajas de leche, espejos, tarjeteros, bolsos fabricados con los empaques de los paquetes de papas, cartulina, tapitas de gaseosa, organizadores de cartón, son la clara evidencia de salvaguardar el planeta es posible.

“Recopilamos los chamizos los pintamos, elaboramos cuadros con hojas secas de los árboles, nuestras lámparas, espejos de mesa y baño; así como, las canecas de basura del colegio son de material reutilizable sometidos a diferentes procesos para darles un segundo uso”, manifiesta la profesora y fundadora del colegio Marta Lucía Díaz Granados.

La profe Lucy, como le dicen de cariño sus alumnos, se siente orgullosa y agradecida con la vida al descubrir la habilidad de enseñar a sus estudiantes la transformación de los desechos que para muchas personas son considerados basura, y para ella, representan la inspiración de convertirlos en obras de artes.

“El colegio se ha caracterizado por la implementación de procesos curriculares enfocados a la gestión ambiental, por ello, fuimos declarados por la administración municipal de Chía, como el primer colegio ambientalista por excelencia, y gracias a ese título, hemos sido galardonados por las diferentes iniciativas ambientales que trabajamos en nuestra propia empresa llamada RECICLEX”, señaló.

‘Donde quiera que esté, separe las basuras en tres grandes grupos: Biodegradables, recuperables y contaminantes’, estas palabras son algunos de los mensajes que han entregado los estudiantes a través de creación del ‘Estatuto Ambiental’, es por ello que los jóvenes, profesores y padres de familia, invitan a la CAR para que se sume a esta iniciativa que tiene como único fin cuidar el ambiente.