Cuidados de salud para enfrentar las altas temperaturas

    Compartir

    Toda la población y en particular los grupos más vulnerables a sufrir éste y otros problemas de salud ocasionados por altas temperaturas (bebés, niños pequeños, mujeres embarazadas, mayores de 65 años y  personas que padecen enfermedades crónicas respiratorias, cardíacas, hipertensión arterial, obesidad y/o diabetes), deben adoptar los siguientes cuidados:

    • Tomar abundante agua durante todo el día, independientemente del nivel de actividad.
    • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas o muy dulces e infusiones calientes.
    • Evitar las comidas abundantes, en su lugar consumir alimentos frescos, como frutas y verduras.
    • Usar ropa suelta, de telas livianas y colores claros.
    • No realizar ejercicio físico en ambientes calurosos. Tomar abundante líquido antes, durante y después de practicar cualquier actividad al aire libre.
    • Protegerse del sol poniéndose un sombrero o usando una sombrilla.
    • Usar cremas de protección solar (SPF en inglés), factor 15 o más.
    • Evitar permanecer en espacios cerrados sin ventilación.