Ganadores de “Pongámonos las Botas” recibirán incentivos en la “Semana de la Reducción del Riesgo de Desastres”

Compartir

La Gobernación de Cundinamarca y la Unidad Administrativa Especial para la Gestión del Riesgo de Desastres, Uaegrd, entregarán los incentivos a los 10 alcaldes ganadores de la campaña “Pongámonos las Botas”, en la presentación de las “Experiencias Exitosas de Reducción de Riesgos en Cundinamarca”, que se realizará hoy jueves 20 de octubre en el centro cultural de Cajicá, a partir de las 8 a.m.

Los municipios ganadores, son: primer puesto Chía, segundo lugar Sibaté y tercer puesto Topaipí. Además, recibirán reconocimiento los mandatarios locales de Girardot, Gama, Gachetá, Jerusalén, La Mesa, Tocaima y El Peñón, por liderar con sus comunidades acciones de prevención y mitigación de riesgos ante la temporada de lluvias del segundo trimestre del 2016.

La campaña “Pongámonos Las Botas”, es considerada una de las experiencias exitosas de la reducción del riesgo en Cundinamarca, porque logró vincular a 98 municipios del departamento, quienes con el liderazgo de sus alcaldes y el apoyo de las Juntas de Acción Comunal realizaron jornadas de limpieza de ríos y quebradas, redes de alcantarillado, cunetas en las vías terciarias y secundarias, mantenimiento de pozos sépticos, revisión de canales y amarres en cubiertas de viviendas durante los días 16 y 17 de septiembre.

Esta iniciativa del Gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey Ángel, también permitió el fortalecimiento comunitario porque las mayoría de Asociaciones de Juntas de Acción Comunal participaron de las actividades programadas por los alcaldes y la articulación interinstitucional de las autoridades departamentales, de los organismos de socorro de Cundinamarca y la activación del Sistema Departamental para la gestión del Riesgo y de los Consejos Municipales para la Gestión del Riesgo quienes apoyaron el trabajo de algunos municipios.

El objetivo de la campaña institucional denominada “Pongámonos las Botas”, se cumplió porque el 78 % de las autoridades municipales y la ciudadanía de Cundinamarca, se apropiaron de la prevención y mitigación de desastres en sus territorios.